lunes, 17 de enero de 2011

Ven, déjame entrar.




Quedamos cerca del suelo, donde se refleje la luna.


La niebla, entre los árboles. El sonido leve de una gota de agua chocando en el cielo oscuro. El estruendo de un trueno, el resplandor de un relámpago. La brisa que hace bailar las hojas, al son de todo esto. Desprende belleza. Belleza y tranquilidad. Sobre todo esto último piensa ella. Piensa mientras pinta. No, mientras crea un sueño en el lienzo. Es lo que mejor se le da.






"Quiéreme si te atreves".
Love is just a game.


Aveces pienso que me gusta meterme en problemas. Lo parece al menos. Al fin y al cabo, no me gusta lo bueno ¿no? Unos que aparentemente se fueron ahora asoman por la ventana e intentan entrar, colarse. Yo solo quiero que se tiren al vacío, ellos están dispuestos a romper el cristal.
-Inquietud.-dije. Algunos se dejan ver al final de la calle. Corren y corren veloces hacia aquí, esperando respuesta. Estos esconden una gran mentira. Y otros, otros simplemente perduran, permanecen intactos a cualquier tipo de golpe. Representados por un chaleco antibalas, son imposibles de destruir. Que precipitado, no debí atreverme a mencionar tal palabra, quizás hable solo de algo improbable.
Total, ¿Capaz o incapaz? 
-Capaz.




2 comentarios:

  1. me encanta tu blog =) te sigo, pásate por el mío:
    http://miilkandcookiess.blogspot.com/

    ResponderEliminar